Riego

Riego

Filtros activos:

Materiales y accesorios de riego para el cultivo de plantas de marihuana

El riego es uno de los factores más importantes en los cultivos de cannabis y de ello depende el éxito o fracaso de la cosecha. Así, el agua no solo se encarga de transportar los nutrientes hacia el interior de las plantas y repartirlos por su metabolismo, sino que también los disuelve, humedece el sustrato, aporta oxígeno y mantiene el pH, entre otros. 

De ahí que sea fundamental conocer cuál es la forma correcta de regar las plantas de marihuana. Piensa que, si no lo haces en el momento idóneo, aparecerá la deshidratación. Por el contrario, si lo realizas en abundancia, se ahogarán por falta de oxígeno en la raíz. En el equilibrio está la clave. 

Para ayudarte, en Herbalist Grow Shop encontrarás las mejores herramientas y accesorios de riego para el cultivo de marihuana. Y recuerda, si necesitas más información, no dudes en consultarnos. Como expertos en el mundo cannábico ponemos a tu disposición toda nuestra experiencia con el objetivo de que logres los mejores resultados en tu cosecha. 

Consejos de riego para tus plantas de cannabis

La marihuana es resistente. De hecho, podemos decir permite algunos errores en su alimentación y riego, pero solo hasta cierto punto, ya que, si no seguimos unas pautas concretas, las plantas tendrán muchos problemas e incluso morirán. 

Dado que regar es la acción que más se va a repetir durante el cultivo, lo ideal es ofrecer a las plantas agua con baja concentración de sales. Así evitas que el exceso de sales bloquee las raíces impidiendo que absorban correctamente los nutrientes y terminen con una sobrefertilización. Esto lo puedes conseguir con un filtro de ósmosis

Como ocurre con casi todas las plantas, el riego artificial contribuye a un mejor crecimiento, así como a evitar que se seque la planta. Por ello, si cultivas marihuana en armario, es esencial que organices y prepares el riego de forma acertada.

¿Cuánta agua se debe utilizar en cada riego?

Esta es una pregunta típica de los cultivadores noveles, pero hay que decir que no hay una medida exacta para regar ya que cada planta necesitará más o menos cantidad dependiendo de su tamaño, macetas o fase en la que se encuentre. Por esta razón, lo mejor es regar cuando la planta lo requiera y cuando observes que la tierra está visiblemente seca por arriba. Recuerda, no es aconsejable tener siempre la tierra húmeda.

Un método orientativo que muchos cultivadores utilizan es que si, por ejemplo, tienes una maceta de 1 litro utilices 0,25L de agua en cada riego. Para que la planta tenga suficiente agua, esta cantidad se suele echar 2 o 3 veces sobre la superficie.

Un consejo para saber cuándo tienes que volver a regar tus plantas de cannabis es pesar las macetas antes del proceso. Al echar agua, la maceta pesará más y, pasados unos días, volverá a su estado inicial, ya que habrá absorbido toda el agua, momento en el que podrás regarlas de nuevo. 

A la hora del riego, es interesante disponer de bandejasplatos para que el agua no se desborde sobre la zona de cultivo. Con este pequeño truco será sencillo saber si tu planta tiene la necesidad de ser regada. Con esto, puedes utilizar accesorios de riego para el cultivo de marihuana y dar de beber a tus plantas. Aproximadamente tendrás que ofrecerles agua a las plantas cada tres días, aunque esto dependerá otros factores. 

También es importante acompañar el riego con los fertilizantes aconsejados para la etapa en la que está la planta. Puedes visitar nuestro catálogo de fertilizantes dónde vas a poder encontrar el fertilizante que mejor se adapte a las necesidades de cultivo de marihuana.

Sin embargo, puedes olvidarte de la tierra y sus riegos y dar el salto a un cultivo hidropónico que ofrecen grandes resultados. 

¿Con qué agua es mejor regar el cannabis?

El agua del grifo puede ser adecuada cuando su mineralización no es muy alta. Esto es así cuando su EC esté por debajo de 0.4. Si es superior puedes diluirla con agua ozmostizada para lograr los niveles aconsejables.

Además, es importante dejar reposar unas 24 horas el agua del grifo para que se elimine el cloro y que el agua esté a temperatura ambiente. No hay que olvidar que regar con agua demasiado fría será un gran problema para las raíces de las plantas.

Algunos de los productos y accesorios de riego para el cultivo de marihuana que tenemos en Herbalist

Tanto si eres un cultivador novel como si ya tienes años de experiencia, en el catálogo de herbalistgrow.es tienes a tu disposición un sinfín de artículos de riego para plantas de marihuana. Todos están ordenados, de forma que te resulte sencillo encontrar lo que buscas. 

Así, aquí hay desde sistemas de ósmosis para limpiar de impurezas el agua de riego antes de utilizarla en tus plantas hasta depósitos flexibles de agua, que impedirán que la luz penetre en su interior, manteniendo durante mucho más tiempo el agua en buenas condiciones. Por supuesto, también te ofrecemos bombas de agua sumergibles, perfectas para impulsar el agua del depósito a la lanza de riego Neptune con la que regar manualmente. Estas bombas de agua también van a poder alimentar nuestro sistema de riego automático o el gotero medusa top spin con 12 salidas.

Y si deseas montar tu propio sistema a medida, tienes tuberías de riego de diferentes tamaños y diámetros que te permitirán regar hasta 12 plantas con un solo gotero. Si lo necesitas, también encontrarás a tu disposición recambios y repuestos de todas las piezas, así como codos o uniones T.

Sistemas de riego automático para tu cultivo de marihuana

En Herbalist, tu grow shop de confianza, también tienes sistemas de riego automático. Con ellos podrás regar sin necesidad de estar siempre pendiente de las plantas

La marihuana es una planta que necesita grandes cantidades de agua, pero como mencionamos líneas más arriba, toleran muy mal los excesos, por lo que tienes que prestar atención si no quieres equivocarte. ¿Un consejo? Es preferible que el riego de las plantas de marihuana sea abundante y que después esperes a que la tierra se seque para volver a ofrecerles agua. 

¿Sabes ya con qué productos de riego para el cultivo de marihuana te quedas? Escoge tus favoritos y, para cualquier duda, nos tienes a tu entera disposición.